Cuadro de texto: Reseña Histórica

NUEVA SEDE

Ahora el objetivo fundamental era encontrar un predio para construir el colegio propio. La manzana fue  donada por las hermanas Legorburu y luego de firmar el traspaso al Obispado de Mercedes, en un acto sencillo, el 20 de junio de 1961 se procede a la bendición y colocación de la piedra basal del actual edificio en Av. Villamayor 1010.

Los recursos para comenzar con la construcción del edificio provenían de dos tipos de colecta: una en el campo y la otra en el pueblo.

El 19 de marzo de 1962 se inaugura la Escuela Primaria y las primeras tres aulas del actual plantel educacional, aquí podrían realizar sus prácticas los futuros alumnos del Magisterio.

En el año 1965 egresa la primera promoción de Maestros Normales Nacionales. Un año más tarde se anexa una sección comercial al colegio secundario.

Y a pasos agigantados, durante los siguientes diez años se procedió a la ampliación edilicia para cubrir las necesidades de infraestructura que demandaban la creciente oferta académica y el incremento de la población estudiantil. Los espacios verdes se fueron cubriendo de cemento, aulas, playones, patios, el gran gimnasio, el hall, la secretaría, la dirección y mas...

El 1 de abril de 1975 se crea e inicia sus actividades el Instituto Superior de Formación Docente N°44 en otro sector del predio, con este fin se construye un complejo de aulas, playones y gimnasios. El 14 de marzo de 1977 se habilita y comienza a funcionar la ENET N°1 en un pabellón de aulas y talleres construidos para tal fin.

Una de sus últimas obras en la Institución fue la construcción del Polideportivo incluyendo una pileta olímpica y un gran salón para encuentros rodeado de una añeja arboleda y una atmósfera que inspira paz.

Luego de la desaparición física del Padre, en parcelas donadas, fue construida la primera parte del proyecto del jardín de infantes “Padre Hipólito Pordomingo”. Hoy, gracias a la colaboración de la comunidad, está a punto de inaugurarse el salón de usos múltiples de ese edificio.

LOS MURALES  - “Crucifixión” y “Apocalipsis”

Como el texto del Evangelista, los cuadros de Antonio Berni serán susceptibles de una continua lectura de alumnos y docentes, para desentrañar sus símbolos, para descubrir sus claves. Los signos de los tiempos que llegaron al nuevo milenio; las claves de una historia siempre nueva pero siempre en eterno retorno.

Y como en la Biblia, el Cordero de Dios, aquí también Jesucristo, el amigo de los niños y el maestro de los sabios, abrirá “los siete sellos del rollo” para permitir la lectura del mensaje que a través de su obra Berni quiso transmitir al mundo contemporáneo.

LA CAPILLA

En 1976, terminadas las obras fundamentales destinadas a la enseñanza en todos sus niveles, las autoridades del colegio deciden construir una capilla, como recinto de culto religioso, lugar de oración y aula de catequesis.

Se diseña una planta octogonal, con graderías convergentes hacia el centro, donde se ubica el altar. Grandes ventanales cubren cuatro de sus caras, otras dos se reservan para la entrada y el retablo, y las dos restantes quedan libres para recibir los paneles de Berni.

Hace de torre un campanil abierto con tres campanas y sobre el frente se adelanta un pequeño atrio.

Y en el florido jardín yacen los restos mortales de nuestro fundador Padre Hipólito Pordomingo.

 

Antonio Berni y sus muralesPreparativos para colocar los muralesPreparativos para colocar los muralesPreparativos para colocar los muralesCasona de B. Mitre 164Patio en B. Mitre 164Aula en B. Mitre 164

Frente de la casona de la calle Bartolomé Mitre 164 donde comenzó el colegio.

Alumnos del primer curso izando la bandera en un pequeño patio.

Uno de los dos salones con los que contaba aquel edificio.

Colocación de Piedra FundamentalConstrucción de las tres primeras aulasPrimera promoción de Maestros Normales Nacionales

Se coloca la  piedra basal.

Se construyen las primeras tres aulas.

Primera fase finalizada.

Primeros Maestros Normales Nacionales.

Construcción del Gimnasio

Construcción del gimnasio.

Construcción de la ENET N° 1.

Construcción del resto de las aulas.

Construcción sede ISFDyT N°44.

Construcción Edificio Nivel Inicial

Construcción del Jardín de Infantes “Hipólito Pordomingo”

Construcción SUM Nivel Inicial

Construcción del SUM del Jardín.

Polideportivo.

La Capilla hoySan Luis Gonzaga

San Luis Gonzaga.

Construcción Capilla

Nuestra capilla, ayer y hoy...

(1981) Preparativos para la colocación de los murales.

Comienzos del nuevo edificioEdificio para la ENETResto de las aulas terminadasEdificio para el ISFDyT 44Predio PolideportivoPadre Hipólito Pordomingo

(1931-1985) Hipólito Pordomingo, nació en Mones Cazón provincia de Bs. As. un 18 de noviembre, hijo de José María Pordomingo y  María Cristina Bajo, tercero de cuatro hermanos. Supo de su vocación sacerdotal desde los 11 años de edad. Su porte intelectual le permitió conseguir grandes logros en materia educativa. Prueba de esto es lo que hoy significa para nosotros nuestro instituto.

LOS PRIMEROS PASOS

El 21 de mayo de 1959 hacía su entrada en Gral. Las Heras nuestro querido Padre Hipólito Pordomingo, él jamás imaginó que estaba dando comienzo el gran proyecto que trascendería su vida…

 Su relación con mucha gente sencilla del pueblo lo llevó a  decidir, entre otras cosas, impulsar la creación de un colegio secundario en la zona.

Fue así que una tarde realiza la petición en el Consejo Superior de Educación Católica. Sin haber pensado en un nombre, mira en el calendario y era 21-06-1960, bajo la advocación de San Luis Gonzaga patrono de la juventud. Ahora si tenía un nombre.

Aceptada la petición, en una casa de la calle Bartolomé Mitre 164, el 13 de marzo de 1961 a las 7:10, tocó el timbre del colegio por primera vez para 40 alumnos.